Newsletter GS1 Argentina / GFSI y Trazabilidad: Casos de implementación
Tiene problemas para visualizar este email? Ver aquí
  Diciembre 2016 . Edición 111
Contenidos de esta edición:
  3ras Jornadas ASU GS1
Foro de Logística
GFSI y Trazabilidad: Casos de implementación
  Alimentaria San Francisco implementa el Sistema de Trazabilidad GS1
El establecimiento de producción, otro dato para la Trazabilidad en la etiqueta
Breves
 
 
3ras Jornadas ASU GS1
  GFSI y Trazabilidad: Casos de implementación  
 
  Bajo la coordinación de Roxana Saravia de GS1 Argentina, en el Foro de Inocuidad Alimentaria de las Jornadas ASU GS1, un panel integrado por representantes de tres empresas compartió sus experiencias y nuevas acciones implementando trazabilidad.

 
 
     
 
A partir de la formación del Grupo LATAM Sur y de las actividades que estaban realizando las empresas del grupo ASU-GFSI, GS1 Argentina propuso sumarse a ellos con un proyecto basado en los estándares del Sistema GS1 y en el Sistema de Trazabilidad GS1. La propuesta de GS1 partió de la evaluación de integración de los sistemas de trazabilidad inter-company a la hora de realizar un recall, para que ese recall pueda ser rápido y eficiente (ver nota Estándares globales GS1 con GFSI, en Boletín nº 110).

El aporte de GS1 al grupo ASU-GFSI dio lugar a que en el Foro de Inocuidad Alimentaria de las Jornadas ASU GS1, un panel coordinado por Roxana Saravia de GS1, se refiriera al tema Trazabilidad: casos de implementación. El panel estuvo compuesto por Jorge Antonio Culasso, Gerente Corporativo de Seguridad Alimentaria de Arcor y Daniel Firka, CEO de Druida Software & Consulting, también de Arcor; Luciana Fullin y Sergio Castro del Grupo Alsea; y María Faría, Jefe de Aseguramiento de Calidad Corporativo de Molinos Río de La Plata.

Roxana Saravia dio inicio a la presentación considerando que fue un gran desafío ser parte el año anterior de una reunión de GFSI y proponer la implementación de un sistema de recall que fuera eficiente en toda la cadena. GS1 comenzó a trabajar evaluando cómo estaba cada empresa en su sistema de trazabilidad para lograr los objetivos propuestos. “Se planificaron las actividades del año y ahora podemos mostrar ya algunos avances y en qué estamos trabajando, porque este es un proceso que lleva cambios en cada una de las compañías”, explicó Saravia.

La empresa que presentó su caso en primer lugar fue Arcor y contó qué está haciendo la compañía puertas adentro en cuanto se refiere a la trazabilidad. Arcor es una empresa argentina con 65 años de experiencia en el sector, con plantas en algunos países de la región y con productos que se venden en muchos países del mundo. La magnitud de Arcor enfrentó a la empresa al desafío de mirar puertas adentro y hacer algo con el tema trazabilidad. “La cantidad de registros que diariamente se va dando en cada línea de fabricación en las 41 plantas, los requisitos de los clientes de tener acceso a datos de trazabilidad y poder identificar proveedores y destinos en el menor tiempo posible, y el espacio que se necesita para almacenar tanta cantidad de registros y recursos para poder manejar todo esto y poder suministrar datos a la hora de la trazabilidad, hizo que desarrolláramos una herramienta a partir de los estándares de GS1, que nos permite navegar aguas arriba y aguas abajo a lo largo de toda la cadena de valor”, manifestó Jorge A. Culasso. Por su parte Daniel Firka dijo que “el objetivo de implementar un programa de trazabilidad es saber qué pasa con un producto desde la materia prima hasta tener el producto terminado; para resolver eso en distintas plantas y en distintos tipos de productos el sistema tiene una especie de corazón que es un evento de trazabilidad; en vez de basarnos en lotes nos basamos en eventos o pasos en la cadena de valor, donde puede haber uno o varios orígenes y uno o varios destinos. Esto nos permitió más flexibilidad ante situaciones en plantas industriales que no están relacionadas con lotes específicos”.   

La segunda exposición del panel estuvo a cargo de María Faría de Molinos Río de la Plata quien se presentó contando que trabaja en el área de Calidad de la compañía, donde con la gente de GS1 y del grupo GFSI LATAM Sur pusieron a prueba los procedimientos de trazabilidad interna y de recall. “A través de los trabajos del año pudimos aprender un montón no sólo como industria o sector sino como eslabón en la cadena de la trazabilidad”, dijo Faría. Molinos es una empresa que tiene más de 100 años, fue fundada en 1902, cuenta con productos de marcas muy reconocidas en el mercado como pastas, arroz, congelados, horneados, pre-mezclas, etc., tiene 14 plantas industriales de las cuales el 50% están en Bs.As. y el resto en el interior, 5 centros de distribución y cuenta con unos 3.500 empleados. “Para hacer el ejercicio de trazabilidad con GS1 – explica Faría - elegimos nuestra planta de arroz que se encuentra en Concepción del Uruguay y nuestro producto Arroz Gallo en su presentación de 1kg y lo sometimos a nuestro proceso de trazabilidad hacia atrás y hacia adelante y recall. El arroz materia prima se recepciona, se almacena en los silos, se produce; la planta tiene un depósito y un centro de distribución. De ahí – continúa - tomamos un producto al azar en el depósito por la fecha y hora de envasado, a través de nuestro sistema SAP donde registramos gran parte de la información de recepción, procesos y despacho y consultamos con el rango horario los bloques de producción involucrados. Nuestro sistema de trazabilidad se basa en el seguimiento de pallets, por lo que identificamos el pallet de producción asociado al producto envasado. Por el sistema determinamos cuáles fueron los sectores involucrados, los lotes de materia prima, los insumos, y todos los formularios vinculados a ese producto. Para la trazabilidad hacia adelante – termina diciendo Faría - trabajamos de la misma manera; por la fecha y hora identificamos los números de pallets. Con los miembros del grupo elegimos tres clientes y les enviamos un alerta con información que para nosotros era importante. Cuando los clientes nos hicieron determinadas preguntas para identificar el producto nosotros no teníamos la información con rápido acceso para la búsqueda en forma cotidiana. Después de la búsqueda logramos enviar lo solicitado al cliente y al sexto día cerramos el ejercicio. El ejercicio nos marcó puntos de mejora para que cuanto más rápido tengamos la información más rápido podamos identificar el producto para el recall”.

La última exposición del panel que presentó GS1 en el Foro de Inocuidad Alimentaria, fue la de Luciana Fullin y Sergio Castro del Grupo Alsea. Alsea es un operador de restaurantes que tiene plantas en España, Chile, Argentina, Colombia y México. Su casa matriz está en México. “A diferencia de los otros integrantes del panel – dice Sergio Castro – nosotros recibimos los productos de distintos productores y trabajamos con dos socios estratégicos que son operadores logísticos”. Por su parte Luciana Fullin explicó que Alsea le exige a sus proveedores información mínima para poder trazar los productos a lo largo de la cadena de abastecimiento: “Lo que nosotros les exigimos a nuestros proveedores es que identifiquen todas las unidades de picking con información básica que incluye fecha de vencimiento y lote, y les estamos pidiendo que en lo posible vayan adicionando el código de barras”.  

Durante las presentaciones de las diferentes empresas integrantes del panel, los asistentes realizaron sus preguntas vía twitter, preguntas que fueron respondidas al finalizar la exposición.

 
 
 
Ver más noticias
 
     
 
 
Facebook icon   Twitter icon   LinkedIn icon   YouTube icon
©2016 GS1 Argentina, Fraga 1326
(C1427BUB) Ciudad de Buenos Aires, Argentina

www.gs1.org.ar
 
Política de Privacidad